blog

Con los ojos cerrados.

Relato Circuito Alternativo 19 de marzo 2013

Entre las dudas más comunes está la de experimentar la vida de un ciego. Desde los orígenes del pensamiento, la vista, es considerada como el sentido superior, capaz de mostranos la amplitud, la diferencia y la perspectiva (tres condiciones muy preciadas en nuestros tiempos). Una vez vendé mis ojos he intenté caminar por la casa. En primer momento no fue nada muy complicado, el camino era reconocido, existía un cierto GPS corporal que no parecía apoyado en la visión; pero el experimento, a todas luces tramposo, no permitía lograr el objetivo planteado porque aunque no veía las cosas sabía donde estaban al haberlas mirado anteriormente.
Para desafiar lo relatado en el primer párrafo debía lograr pasar un límite, sin postular al suicidio de caminar por una calle atestada de autos con los ojos vendados. Una forma de desorientarse, incluso con los ojos abiertos, es girar un poco sobre mi propio eje… el resultado es inmediato: choqué con una pared al tercer paso ¿Cuál de las paredes es? Si con mis manos la intento des-cubrir podría intentar ubicarme en algún recuerdo visual… lo pensé… lo iba a hacer, hasta que justo antes de realizar el plan me di cuenta nuevamente de mi clara intención de hacer trampa.
Di dos pasos y choqué de nuevo. “Debo estar en una esquina” pensé. Retrocedí y el mareo me jugó una mala pasada: choqué nuevamente sin saber donde diablos estaba caminando.
Las paredes funcionaron como perros pastores, rebotando cada dos o tres pasos hasta que pude liberarme de toda atadura visual. Choqué con algo ¿Una mesa? ¿Una cómoda? No sé… era algo, un no sé qué.
Los dolores poco a poco, fueron conformando un mapa mental de los lugares, alturas, distancias de los escollos en mi camino: pared, un algo, una ventana, esta escalera. Después de la escalera no pude escapar al laberinto de la memoria, las imágenes dominaban involuntariamente mi caminar, los dolores disminuían al tiempo que sentía conocer donde estaba. Con los ojos cerrados pude obtener la mirada del día, gracias a la experiencia. Luego de unos minutos, sin agudizar mayormente ningún sentido, pude caminar muy normal, tomar buenas decisiones y eliminar al mínimo las posibilidades de nuevas colisiones con los objetos detenidos en el espacio.
El tiempo, luz inacabable de orientación, pasaba con una rapidez insospechada; pero luego de este experimento de ceguera algo siempre apareció oculto: el ciego.
Al des-vendarme los ojos parecían acostumbrarse a la flojera, poco veían, eran creativos e integraban colores inexistentes en el aire, el tiempo siguió como siempre aunque un poco más actualizado luego de ver la hora en el teléfono.
El ciego ¿Dónde estuvo todo este tiempo? No estaba en los choque o mareos, no son necesarios para ser ciego. En la idea de trampa ¡Imposible! Ese pensamiento no tiene sentido cuando simplemente no tienes posibilidad de realizarla. El ciego no es quien no ve, sino quien no puede hacerlo. Lo mío era un juego, donde desaparecían las condiciones primordiales. Al final es ciego no está aquí, no lo puedo ver.

David Leal Olivares
@davidlealo
Publicado desde WordPress para BlackBerry

Artículo Original

 

Hugo Chávez y el Papa Latinoamericano

Nacemos y morimos solos, frase que involucra una de las grandes certezas de nuestra vida, pero como se puede sospechar los grandes personajes de la historia tienen una característica especial, un matiz no difícil de visualizar. Su nacimiento, momento primordial para la existencia de los actos que le permitieron ser protagonista de los tiempos, se vive en el anonimato. Pocas fotos, pocos seres, pocas vidas pueden conocer su origen; pero su muerte es un hecho social, noticioso, público; especialmente cuando se encuentra en uso del cargo que le permitió liderar a un grupo humano.

Existen en líneas generales, por lo menos dos tipos de personajes: quienes nos referimos por su nombre y los mencionados por su apellido.

Los reconocidos por su nombre, aunque existen varias posibilidades, regularmente tienen una imagen pública más cercana. Las personas los tutean al sentir cierto grado de familiaridad y horizontalidad. Son de esos que sin asegurar un lugar en los libros, sí muestran una arraigada vinculación con la población presente. En otras cariño, parecido a lo mencionado, pero no igual. En algunas desamparo, individualidad, humanidad… muerte de un hombre común. Los hombres, al ser elegidos como Papa de la iglesia, también adquieren un nombre para llevar su pontificado. El caso de Francisco, el primero que lleva ese nombre con la característica de no acompañar su denominación con un número, como si parte de su visión franciscana de la religión incluyera la renuncia del apellido/número.

El nombre marca un tipo específico de personalidad identificada popularmente. Donde la persona aparece por sobre las ideas o los actos políticos. Como personajes universales, que viven en el conocimiento de cada uno de nosotros.

El apellido, como forma de identificación, la encontramos vinculada, al igual que el nombre, a algunas ideas. Está la de pertenencia a un grupo específico: casta, familia que guarda para si una posición ventajosa en las correlaciones económicas, políticas y sociales. Existen apellidos linkeados al arte, la política, el empresariado, los líderes sociales, filántropos, etc. Un “buen apellido” expresa una relación deseable y exclusiva con el éxito. La inclusión a un selecto grupo quienes tienen mejor umbral de conocimiento y aceptación. Atentos a lo dicho, porque no funciona solamente entre los grupos conservadores o laborales, el sectarismo también tiene una estrecha vinculación con las sensibilidades de izquierda, libertarias y en post de la justicia social, aunque parezca incomprensible.

El apellido, termina siendo en comparación con mencionar al personaje por el nombre, una señal de lejanía, incluso en algunos casos de desprecio. Muestra siempre una división con el pueblo, una diferencia con el resto.

Hugo Chávez, tiene una característica particular, quienes no lo quieren lo nombran como Chávez, no como Presidente Chávez ni Sr. Chávez. Marcan la soledad del apellido. Demostrando su lejanía con el personaje. Pero quienes lo siguen lo nombran como Hugo Chávez, no “El Chicho”, Lugo, Lula, Cristina. Al parecer Hugo Chávez tiene una característica peculiar: logra, de un modo extraño, crear una imagen dual incluso en quienes lo consideraban un líder inspirador, positivo o simplemente admirable por sus dichos contra los estados calificados como poderosos.

Hugo Chávez contiene dimensiones que nosotros no entendemos o no participamos. Que hable tanto de dios, que cante, que se vista con mezclas raras. Pero una de las más extrañas es una realizada por su sucesor: decir que tuvo algo que ver en la elección del nuevo Papa. Luego, quienes ni siquiera sabíamos el nombre del cardenal de Buenos Aires, nos convertimos en expertos en su pasado; así esperamos si el Presidente (E) Maduro se retracta de sus incómodas palabras.

En el tiempo de la designación papal/funeral de Hugo Chávez, en el Congreso de Argentina se pidió, por parte del bloque opositor, suspender el duelo por la muerte de Hugo Chávez para celebrar la elección de un Sumo Pontífice argentino. La respuesta fue negativa. Sabemos que CFK no tenía buenas relaciones con el ex cardenal de la ciudad, pero esto es un elemento impactante desde la óptica chilena.

¿Por qué hablar del Papa a la vez que se reflexiona sobre Hugo Chávez? La respuesta es muy simple. En el futuro inmediato existirán dos discusiones relativas a Hugo Chávez, las cuales, por lo menos en una de ellas va a estar vinculada la figura de Francisco. La primera, surgirá a partir de la imposibilidad o dificultad de embalsamarlo. Por lo tanto, la fecha de su muerte quedará en entredicho. No faltarán quienes sin entrenamiento de la CIA digan tener certeza que Hugo Chávez murió el diciembre, enero u otro mes. Sin saber o sin poder evitarlo, esos maestros de la sospecha, permitirán que el mito sea más grande. El no confiar en los datos de defunción es la demostración misma de la universalidad histórica del personaje en cuestión. Quienes quieran desacreditar, volverán más importante a Hugo Chávez, seguramente diciendo que la fecha escogida para dar a conocer el triste desenlace estuvo vinculada a la renuncia del Papa, así no todos los ojos del mundo estarían atentos para buscar los errores del plan venezolano, etc.

La otra discusión, ya en el aire pero sin la periodicidad que se espera, es la del sucesor, no solamente en Venezuela sino también en el bloque bolivariano de Suramérica.

Muchas son las voces que se fijan en el carisma o en el petróleo que poseía Hugo Chávez como presidente de Venezuela. Este es el momento de ver si efectivamente existe un plan o idea bolivariana capaz de sobrevivir a Hugo Chávez.

Mientras, luego del terremoto mediático ligado a los actos relativos al inicio del pontificado de Francisco, los debates busquen sospecha, provecho o inmortalizar al gobernante se tomen el debate público. El ser humano, lejos de poder intervenir en lo que sea, descansa sin poder decidir si lo embalsaman o creman, si escupen o enaltecen, si censuran o agradecen. Total independientemente si alguien gana el debate, si es el caso que eso se pueda hacer, Hugo ocupa la silla vacía de quienes descansan en paz.

Artículo Original

 

Números 3 y 4 de “El Hijo del Pueblo”. El número 5 no está!

En

En “El Hijo del Pueblo”

Fecha: Martes 8 de enero de 2013, Biblioteca Nacional.

Rollo: Democracia, La; Santiago; 1888-1893; PCH 233; no sale mic.

“El Hijo del Pueblo” Núm. 3: Santiago, Enero 10 de 1886

El primer tema a tratar es la convención del 17 de enero donde el “verdadero partido liberal” va a designar a su candidato presidencial. El discurso está centrado en el papel de “los obreros” y la eliminación del personalismo por los principios originados en las ideas del partido.
Habla de una convención realizada el 2 de enero entre liberales, radicales y conservadores; donde “el pueblo” no fue invitado.
Critica a Mac-Iver por pedir que en la convención solamente tomaran parte los “profesionales titulares ya como propietarios o los que pagaran alguna contribucion (SIC)”. Luego tomando esto para argumentar:
“En una palabra, los hijos del pueblo debemos optar por aquellos que nos toman en cuenta i reconocen nuestra capacidad política, a fin de que el pueblo tenga su representacion por el mismo pueblo. (SIC)”
La lógica de un diario que se apropie la voz de “El Pueblo” o “Los desposeídos” o “Los Obreros” para después llamarlos a votar por tales candidatos parece una costumbre arraigada de la democracia (no es exclusiva de la izquierda).
Los siguientes temas del número son Registro Civil y Cementerio; en la línea de “las leyes laicas” que al parecer todavía no eran aprobadas en la fecha de la publicación de este diario (son en el gobierno de Santa María, creo que en el ’86, pero más avanzado el año).
Más que una opinión del mundo existe una clara confrontación de clases en el discurso.
Luego viene algo interesante, un apartado sin firma titulado “MANUAL DEL CIUDADANO” (Foto: IMG00307-20130108-1558.jpg) que termina con un “continuará”. Transcribo el contenido (leer SIC):

“MANUAL DEL CIUDADANO
“I.
“DE LA MORAL
“¿Qué es la moral?
“Es la ciencia de los derechos i de los deberes de los hombres.
“¿Por qué decis que la moral es una ciencia?
“Porque, como la ciencia. Posee leyes naturales, o verdades evidentes por sí mismas, i que se llaman axiomas o máximas.
“Citadme algunas máximas de moral.
“1.° El hombre ha nacido libre; 2.° No hagas a otro lo que no querrias que a tí te hiciesen.
“¿Hai muchas morales?
“Nó, puede haber sino una sola para todos los hombres.
“¿Por qué?
“Porque la ciencia de los derechos i de los deberes es independiente de toda idea relijiosa o filosófica; porque todos los hombres, cualquiera que sea la nacion o la creencia a que pertenezca, reconocen que la moral es necesaria para sus buenas relaciones entre sí.
“¿La moral es entónces universal?
Si, por que todos los miembros de la gran familia humana están unidos entre sí por la reciprocidad de los derechos i de los deberes.
“¿Cual es el objetivo de la moral?
“Es el dirigir nuestras acciones i nuestros pensamientos hácia el bien, a fin de conseguir nuestra felicidad.
“¿Qué es el bien?
“Toda accion evidentemente buena, o que en una circunstancia dada es mejor que otra.
“¿Que es mal?
“Toda accion evidentemente mala, o que es peor que otra, es lo contrario al bien.
“¿Es cosa fácil practicar el bien i evitar el mal?
“Sí i es ese precisamente el objeto de la moral. Todos sus esfuerzos se dirijen a estas dos cosas: hacer el bien, evitar el mal.
“¿Cuáles son los mas grandes enemigos de la moral?
“Las preocupaciones, la superticion i el fanatismo, que proceden siempre de la ignorancia.
“¿Puede sustraerse a las leyes de la moral?
“Nó; es posible que ningun hombre se sustraiga a ellas.
“¿I los dementes i los niños?
“Los niños i los dementes, no teniendo razón, no pueden ser reprensibles por la transgresión o ignorancia de esas leyes.
“¿Por qué hai hombres que proceden de una manera contraria a las leyes de la moral?
“Porque han sido mal aconsejados o han recibido una mala educacion.
“¿Qué entendeis por educacion moral del hombre?
“Entiendo la enzeñanza i la practica de sus derechos i de sus deberes.

“II.
“DE LOS DERECHOS DEL HOMBRE
“¿Qué cosa son los derechos del hombre?
“Son la garantía de su existencia i de su libertad. Son el hombre mismo, su vida sulugar en la tierra.
“¿Quién le confiere estos derechos?
Los adquiere por el hecho solo de venir al mundo.
“¿Cuáles son los derechos de todo ser humano?
“La libertad i la igualdad.
“¿En qué consiste la libertad del individuo?
“En su completa independencia respecto de los demas, no pudiendo poder alguno someter un hombre a otro. ¿No tiene en efecto derecho cada individuo de vivir, respirar i conservar lo que ha recibido de la naturaleza, sin que otro tenga autoridad para ponerle obstáculo? ¿No tiene cada uno el derecho de trabajar, de mejorar su condicion, i de desarrollar sus facultades físicas, intelectuales i morales, sin que nadie venga a turbarlo en su libertad i en su trabajo?
“(Continuará)”

El texto anteriormente transcrito sale en la tercera página del tercer número de “El Hijo del Pueblo”; aparece son firma, como todos los artículos. El único nombre relacionado con este periódico es el de Nicolás Ugalde, existen elementos para pensar que el escribe todos los textos.
En este número por aparece un elemento nuevo no visto en los dos aneriores. A parte de las columnas de opinión y las crónicas (que son más opinión, pero ahora sobre sucesos) se suma esta parte de formación (para llamarla de alguna forma). Las matrices teóricas del texto presentado más arriba son interesantes para analizar. Eso queda pendiente para un estudio posterior que ocupe este material. Para adelantar la parte de los dementes y los niños está de antología; al igual que las primeras definiciones.
Luego viene las crónicas. Hablan de un “Meeting que tendrá lugar hoy Domingo 10 a las cuatros de la tarde, en el Teatro de Variedades (SIC)”, todo organizado por el partido liberal.
Luego viene una crónica del congreso y la última página encontramos los “Avisos”.

“El Hijo del Obrero” Núm. 4; Santiago, Enero 14 de 1886

Parte hablando de “Los delegados obreros de Concepción”. Temas relacionados a la campaña presidencial del candidato del partido liberal. Luego un artículo sobre los cuidados ante la muñeca política del partido conservador (el artículo es “¡¡¡Cuidado con el lobo!!!”).
Luego una columna titulada “La estupidez del orgullo”. Opinión sobre el actuar del partido conservador en la Cámara de Diputados (específicamente sobre el diputado Errázuriz Federico), al desmerecer al diputado Cotapos por su origen no acomodado.
Luego un artículo que parece columna, pero realmente es para educar en la necesidad y utilidad de ahorrar. Pero también existe un culto ético a la humildad y la pobreza, característica franciscana que encontramos en la izquierda del siglo XX y XXI. Termina este artículo con el siguiente texto: “Por eso, nosotros, los hijos del pueblo, debemos trabajar por un gobierno escencialmente protector, que estimule nuestra naciente industria i que profese i garabtice las doctrinas democráticas en sus funciones administrativas de la República, amparando los derechos de los ciudadanos, i que reconozca la capacidad política del pueblo i el acceso a las deliberaciones de la cosa pública. (SIC)” El discurso presente en los textos es digno de analizar a fondo.

Luego viene (leer todo con SIC):
“MANUAL DEL CIUDADANO
“II
“(Continuacion)
“¿En qué consiste la igualdad de los individuos?
“En su equitativa o igual participacion de la libertad. En su perfecta semejanza ante la naturaleza. ¿El hijo de un príncipe no está constituido de la misma manera que el hijo de un campesino o de un obrero? ¿En qué se diferencian? En nada.
“¿En qué se asemejan?
“En todo. Tienen los mismos órganos son las mismas funciones, respiran de la misma manera, poseen las mismas necesidades, están sujetas a los mismos accidentes: son iguales, exctamente iguales, i nadie viene al mundo trayendo consigo el derecho de mandar.
“¿Negais, entonces, el derecho divino de los reyes?
“Precisamente; porque, si cada uno al nacer, estuviese obligado a obedecer a la voluntad de otro, no existiria la libertad moral, i el hombre seria la cosa, el instrumento, el animal doméstico de los mas fuertes o de los mas ricos. Segun esto, el hombre ha nacido soberano de sí mismo. Se pertenece a sí propio, siente que a pesar de la condicion de dependencia en la que pueda encontrarse respecto de otro hombre, no puede enajenar su soberanía; i de la soberanía de un individuo nace la soberanía nacional.
“Explicadme esto.
“Siendo una nacion una coleccion de individuos, debe poseer las mismas libertades que el individuo; esto es un axioma de una verdad incontrasyable. De donde resulta que:
“1°. Siendo el individuo su propio soberano, una nacion no puede depender sino de sí misma;
“2°. No pudiendo el individuo, sin violar las leyes naturales someterse a otro, es igualmente prohibido a un pueblo someter a otro pueblo.
“¿Puede ser destruido el derecho?
“Nó; se le puede violar, pero él reclama eternamente contra su violacion. Es indesntructible; porque si pudiese perecer todo pereceria con él.

“DE LOS DEBERES DE LOS HOMBRES
“¿Qué entendeis por el deber?
“Entiendo la obligacion recíproca de respetar i de facilitar el derecho de otro.
“Esplicadme esta definicion por medio de un ejemplo.
“Yo tengo el derecho, verbi-gracia, de alimentarme; el deber de los demas es no hacer nada para impedírmelo; mas aun, el deber de los demas no es completo sino ayudándome a alimentarme segun facultades.
“¿Los derechos i los deberes de los hombres no pueden entónces separarse?
“Nó; el derecho llama al deber, i el deber llega a ser la garantía del derecho. «El derecho i el deber, ha dicho un moralista, son como dos palmeras, que no producen fruto, sino han botado una al lado de la otra.»
“¿No podria entónces existir el derecho sin el deber?”

Esta segunda parte y final debe ser analizada con la anterior. Es un buen ejemplo de que los periódicos anteriores se parecen más a los actuales blog que a los diarios de nuestros tiempos.

Luego viene la sección “CRONICA (SIC)”.

Luego de avisos públicos y el calendario que incluye la fecha, el horario solar y el santoral; encontramos una nota sobre un acto en la “Plaza de la Independencia” en conmemoración de la “Batalla de Chorrillos”. Luego otra sobre un banquete oficializado por el candidato Sr. Vergara. Aunque parezca raro para el “órgano obrero” viene, después de las otras crónicas en un orden aparentemente aleatorio una nota sobre el “banquete que los obreros de Santiago dan a los delegados obreros de la patriótica ciudad de Concepcion (SIC)”.
Luego los avisos publicitarios.

“El Hijo del Pueblo” Núm. 5 no está a continuación. El número que sigue en el rollo es el 6.

David Leal Olivares
@davidlealo /admin@davidleal.cl
Publicado desde WordPress para BlackBerry

Dos primeros números del periódico “El Hijo del Pueblo”

Estas son las notas del material para investigación sobre la idea de ausencia y democracia.

Fecha: 29 diciembre 2012; Biblioteca Nacional, Santiago.

Rollo: Democracia, La; Santiago; 1888-1893; PCH 233; no sale mic.

Foto: IMG00296-20121229-1113.jpg
En “El hijo del pueblo; organo obrero (SIC)” de “Santiago, Enero 4 de 1886” parte con una carta al redactor de “El Mercurio”. Es un diario que en su primera página no existe ni imágenes ni publicidad. Pero si tiene una tarifa para avisos. Se imprimía en “Santo Domingo, N• 68 D”; su publicación era de jueves y domingo (bisemanal, dice en el texto). Parte diciendo (Leer todo con SIC):
“Hai ciertos fenómenos en la naturaleza que la intelijencia se ofusca, al querer definir su propiedad, mucho mas cuando están artísticamente espuestos a confundirse con las apariencias, que por lo jenerar distan mucho de la realidad. Cuando el artificio llega a su perfeccion las cosas pueden confundirse con lo natural i espontáneo del ser; mas no sucede lo mismo, con los que no conocemos, sino aquello que presenta ante nuestros propios ojos i que veimos arrastrarse dia a dia por mezquinas, pasiones hasta llegar a sacrificar lo mas grande del hombre, que es su criterio i su honradez. En la escena política veimos repetirse a cada momento estas evoluciones de sainete i de comparsas, que, autores desvergonzados i de mala lei tienen las pretensiones de darle la forma de un gran drama, cuyos autores muchas veces son los mismos comparsas o cuyos comparse son los mismos autores.
“Esperamos de la amabilidad del señor redactor de El Mercurio que no nos hará inculpaciones por la descortesía de no haberle contestado incontinenti; pero esto tiene su justificacion, por cuanto tenemos que arrebatar a nuestras pesadas tareas algunas horas que significan unos panes de ménos en nuestra rústica mesa; porque esto de no tener un diario en que escribir i no tener quien le paque porque escriba, es un problema un poco difícil. No queremos dejar pasar en silencio un asunto que juzgamos de gravedad; puesto que ya no es la primera vez que se ocupa de saherirnos. No se trata de un inculto unipersonal; se ofende a una agrupación compuesta de hombres de trabajo cuya seriedad i honradez jamas ha sido puesta en duda por la jente de honor, i que solo el señor redactor de El Mercurio ha tenido la galanteria de llamarnos incapaces de redactar un manifiesto, i atribuirnos el triste papel de venales.
“El señor Blanco Cuartin, con esa fina i delicada cultura que tanto le distingue, ha dicho en otras ocasiones que los que apoyarian las bases de la convencion del 17 serian aquellos obreros que les sudaban mas los piés que la frente. ¿Por qué tan poco respeto tiene el defensor de la causa del pueblo, señor Blanco Cuartin por la clase trabajadora i menesterosa? ¿No cree el redactor de El Mercurio que tambien esos hombres tienen el derecho de tomar parte en la designacion de la persona que ha de rejir los destinos de la nacion? El peor defecto de un sabio es que afije al señor Blanco Cuartin i es el de desconocer las facultades intelectuales a otros seres que están en pleno uso de todos sus sentidos; no carece de fundamento el señor redactor de El Mercurio al referirse al sudor de los piés que el cuotidiano rose del corrion de la hojota con el aspero i grueso cútis de la pata del obrero hace sudar mas los piés que la frente; es evidente que cuando trabajan todos los nervios, ha de haber una parte del cuerpo o de los nervios donde converje mas la ajitacion; pero no nos podrá negar que ese hombre tiene en medio de su triste condicion un algo grande que los hombres honrados i sensatos miran siempre con respeto: que es su honor, independencia i buen criterio, ¿Acaso cree el señor redactor de El Mercurio que solo por la circunstancia de dirijir un diario o redactar las columnas editoriales, podria llegar hasta mirar por sobre el hombro a los hijos del trabajo? No olvide el adajio que dice: no por que me veas vestido de lana me tomes por carnero.
“El obrero, en los infortunios de la vida o en la miseria estrema, por dificil que sea la situacion por que cruza, jamas se convierte en pordiosero público poniendo de por medio la desgracia fortuita que lo aflije.
“No nos estraña que hoi despues del insulto de ayer nos niegue el señor Blanco Cuartin la capacidad para redactar un manifiesto que, en verdad no hace sino observar en conjunto la política juzgándola con la fria calma que lo hace el que no medra con ella, i que tiene el derecho de libertad para emitir su openion i sostenerla con la misma energia que el sabio. Estrañará por cierto el estilo de la espresion el señor redactor de El Mercurio, por que no es el que emplean los sizañeros que pregonan fantásticas i adornadas frases para engañar a los incautos e ilusos que se dejan seducir con torres de arena formadas por el viento i que el mismo viento las disuelve.
“Los grandes jénios tienen una gran mision, i es la de ilustrar a los pueblos en la verdad; ¿podrá el señor Blanco Cuartin alguna vez esperimentar esta satisfacción? Nó! No solo hace negarle al pueblo su capacidad, sino que lo califica de venal. No, señor redactor de El Mercurio; no califique los actos ajenos por los suyos: esto de que nos mida Ud. con su propia vara, no es justo.
“Pero el señor Blanco Cuartin posee todas las añejas costumbres de un pasado i el egoismo del que no obra por si propio sino que tiene que estar sujeto a voluntad del que lo paga, o mejor dicho, tantas palabras tantos escudos; i ha creido lo mismo de los obreros que están hablando por boca ajena; nó, esto no es posible, mucho ménos cuando se insulta a una agrupacion de hombres que tienen dignidad. Cuando asistimos al coliseo a alguna representacion, nos fastidia el conzueta, i creimos que el actor bien podria hacerlo sin necesidad de que le estén dando la palabra.
“El señor blanco Ciartin se ha equivocado i nos confunde talvez con sus antiguos conpinches o camaradas de allá en aquellos famosos tiempos en que pensaba en las delicias de la vida eterna; los obreros de hoy han dejado de ser ilusos, i ya no vive soñando cuando está a la vista la bella realidad: el pueblo se ha de salvar por el pueblo mismo, porque lo demas ya lo hemos palpado.”

El texto sigue, como primera conclusión las cosas no han cambiado. Al parecer los dichos de Blanco son una imagen o ironía no entendida.
El editor o representate legal de este periodico es Nicolas Ugalde. Que también firma la columna con las iniciales “N. U.”.
Luego en el texto no digitalizado habla de la fuente experiencial de conocimiento de El Pueblo.
En Foto: IMG00297-20121229-1240.jpg se puede ver la última página con avisos (uno con foto).
El discurso democrático tiene varios elementos interesantes de analizar. Partamos por la introducción de caracter filosófico y la clara orientación más liberal (no estoy seguro si es liberal, pero dice con claridad que no es conservador. Habla de los radicales como otro sector, que seguramente no tiene ligazón con el PRSD de nuestra actualidad, creo que ese partido nació el siglo XX, al igual que el partido Comunista, el 2012 celebraron los 100 años, así que no hay problemas en la cuenta). Aunque este es el primer año del periódico, creo que este no es su primer número, al menos que cuando habla de que los habían criticado antes se refiera a la persona de Nicolás Ugalde y no del diario, por lo menos sentí que defendía al diario.
Hay muchos elementos que buscar acá. Otra nota es que la confección del diario es en algo similar a La Época de Santiago, por la crónica y publicidad, pero em este número no encontré ni secciones literarias ni actas del congreso, como principales diferencias.
No olvidar buscar donde se imprimía La Época, acá dejan claro la dirección: Santo Domingo, 68 D.

En el segundo número de este rollo (Santiago, Enero 7 de 1886) parte con un artículo titulado “LA REVOLUCION EN CIERNE” y parte hablando de agitación política (SIC: ajitacion). Frente a unos dichos “belingerantes” pronunciados en el congreso y tras hablar de las enseñanzas sacadas el 20 de abril en Loncomilla, que en el congreso no olviden que “somos los mismos del 51 y 59” dice:
“Los obreros de hoy, abnegados hijos del trabajo, no tienen mas armas de combate en las luchas cívicas de su patria que el ejercicio libre e independiente de sus deberes de ciudadanos, cediendo sus sufrajios (SIC) a los hombres que se interesan por su causa, i que propendan a su propio progreso; ien las luchas de la paz, maneja las armas del trabajo en el taller, no para herir ni materialmente asesinar i derramar sangre como en los campos de batalla, sino para destruir, para asesinar la tosquedad de las materias primas i convertirlas en lujosos objetos de artes i en hermosas manufacturas, que se esparraman por los campos de batalla del progreso i de la civilizacion.
“En Chile no puede haber revoluciones, porque en el espíritu público del pueblo se ha arraigado profundamente el órden i el respeto mutuo; i los que en tal cosa sueñan o deliran, no manifiestan sino que son cerebros débiles i enfermisos de ambiciosos vulgares; i los que tal temen por el estado mismo de la situacion actual, dan a conocer poca cordura i buen sentido.”

Nuevamente parece que estuviera leyendo algo muy actual. Es interesante que la idea de movimiento popular revolucionario se vea como algo imposible (incluso seguro simplemente no se ve). Esa idea puede servir para el tema de la ausencia: puede existir lo que falta que antes se tenía o simplemente lo que nunca se tuvo.
Volviendo al tema de los activistas revolucionarios, llama la atención también como se habla del tema poco después de la Guerra del Pacífico (incluso creo que en esta fecha todavía no concluia) y poco antes de la Guerra Civil de 1891. Incluso dice “Si hubieran cabecillas revolucionarios en nuestro pais i que no estubiera justificada tal causa por una completa desorganizacion social i por la tiranía en el sentido lato de su espresion, no cabe duda, que infaliblemente esos hombres tendrían que correr la suerte, sí, la suerte de los Gutierrezde, los García Moreno i otros.” (SIC)

Se muestra una idea: la democracia no es suficiente, por lo menos eso parece a primera lectura.

Una reflexión por el tema de la publicidad y la prensa. Antes que permitían los avisos para financial el periódico que existía con el fin de comunicar la verdad o generar tendencia. Pero ahora existen periódicos y revistas que los contenidos son una excusa para vender publicidad y generar un negocio más lucrativo que la verdad. Me quedó buena esa reflexión!

Este diario, como típico periódico que oposición, es casi pura opinión.
En el artículo “ASALTO FRUSTRADO” da a entender que el número anterior es el primero del periódico.
Este periódico se asemeja más a un blog que los diarios actuales, tal vez la blogósfera sea una vuelta al origen.

Muchas cosas para investigar mientras sigo buscando en el periódico.

Muestra la publicidad de finales del siglo XIX

Muestra la publicidad de finales del siglo XIX

David Leal Olivares
@davidlealo /admin@davidleal.cl
Publicado desde WordPress para BlackBerry

Cantidad o cualidad.

Mucho se habla de la era de la información y la importancia de las redes sociales (virtuales). Pero llama la atención como esta discusión tecnológica está enfocada en términos cuantitativos (velocidad, cantidad de kb o mb transmitidos, cantidad de videos o posteos por minuto, etc.). La ciencia ficción nos dejó una discusión por la tecnología trabajada por los filósofos desde los griegos: el papel de la técnica en el desarrollo de la humanidad. Las consecuencias de este cambio en la configuración existencial de el hombre y las mujeres del mundo.

David Leal Olivares
@davidlealo /admin@davidleal.cl
Publicado desde WordPress para BlackBerry

Esperanza

Columna Revista Vitrina Académica diciembre de 2012

Esperanza es una palabra común en nuestro lenguaje, pero un concepto extraño en la historia del pensamiento. Seguramente muchos pueden plantear la necesidad de no perder la esperanza, como estrategia de vida de las personas con buen ánimo y mirada positiva. Pero ese pensamiento puede llamar a un equívoco. Muchas veces nuestras esperanzas nos llevan a no cumplir nuestros objetivos, al confundirla con estos.
Al momento de rendir la PSU, tus esperanzas seguramente son obtener un buen resultado, pero el objetivo es rendir una buena Prueba. Parece lo mismo, suena muy parecido, pero al analizar la situación nos podemos dar cuenta de que hablamos de cosas distintas.
Es común pensar que “si doy una buena Prueba voy a obtener un buen resultado”, no necesariamente. Se puede dar el caso de estudiar con responsabilidad, rendir el test con mucha seguridad e igualmente no obtener el puntaje esperado. Muchas veces esta situación sucede por sobreponer la esperanza a los objetivos.
Imaginémonos que antes de rendir la PSU no podemos dejar de sentir la presión por la importancia que tiene este momento. Duermes menos. Te concentras con menor facilidad. Andamos irritables o indefensos ante cualquier situación. Seguramente si nos encontramos así, nuestro desempeño va a estar limitado y disminuido por nuestro estado. Esta es la razón por la cual un filósofo del siglo XX, Jean-Paul Sartre, afirmaba que debíamos “vivir sin esperanzas”. El mencionado autor pensaba que el ser humano se construía con cada una de sus decisiones, negando la existencia de un destino o límites innatos para la acción de la persona.
Además la esperanza nos hace vivir en un tiempo distinto al que estoy, quitándome posibilidad de acción para lograr mis objetivos. En algunos casos, como en el ejemplo, la esperanza te impide lograr los objetivos, definiendo una situación que no estaba determinada a ser de tal forma.
Otra idea ligada a lo anterior, es que al vivir sin esperanzas elimino la frustración, al no tener una idea superior que fallarle. Independiente del resultado que obtengas debes tomar una decisión, más allá de las esperanzas rotas. No hay forma de evitar elegir, por eso es necesario tener la mente lo más libre de pensamientos innecesarios, para tomar la mejor opción posible.
Jean-Paul Sartre no quiere afirmar que no debes tener un ideal de vida, pero este debe colaborar con su logro y no al revés.
Obviamente estamos hablando de una teoría entre otras, existe otro concepto de esperanza, que tiene una orientación más espiritual, nos ayuda a mantener nuestras convicciones, donde la vida aparece como algo más de lo que aparentemente vemos y esa esperanza permite hacer muchas cosas en la vida. Pero es invitarte a reflexionar sobre la teoría sartreana, intentando convencerte que puedas rendir una PSU sin presiones. Puede sonar más fácil decirlo que hacerlo, pero no pierdas de tu mente lo siguiente. Si te preocupas más de lo que te ocupas no podrás ver con claridad el momento que estás pasando. Tus posibilidades se verán disminuidas, por algo innecesario. Con o sin exigencias externas la Prueba la debes rendir y el resultado, seguramente, va a llegar en los plazos establecidos por la autoridad. Tus emociones no pueden cambiar nada de eso, pero tus acciones deben ser las más indicadas para lograr los objetivos.

¡Éxito en la PSU!

Artículo Original (Formato Revista)

Artículo Original (Formato web)

El momento del “¿Qué?”

Columna Vitrina Académica octubre 2012

Toda decisión en la vida crea un compromiso. Dicho vínculo en algunos casos es más débil, incluso a nivel de evaluarlo con cero importancia. Existen otras elecciones que nos quitan el sueño, nos hacen depender y girar en torno a ellas. Casarse, comprarse una casa, cambiarnos de trabajo son claros ejemplos, el punto a favor de estos es que regularmente pasa cuando uno tiene algunos años encima. Escoger una carrera profesional está dentro de las vivencias que son acompañadas por una mayor presión social y familiar, aunque la más importante es la que sientes tú, por la obvia razón que regularmente esta decisión trascendental se toma a muy temprana edad.
Muchos pueden hablar de lo difícil que es encontrar carrera en estos días porque “todos dicen que son los mejores y aparecen como una buena opción”, “la publicidad afecta la libertad de las personas”, etc., pero ninguno de esos discursos son reales. Regularmente las campañas de las universidades, institutos o centros de formación no intentan persuadir sobre “qué” debes estudiar, sino “dónde” hacerlo. La decisión de la carrera a elegir es muy personal y las influencias vienen, en la mayoría de los casos, más de la familia que de la televisión. Una de las primeras presiones que debes solucionar es conseguir que tus padres te apoyen en el futuro vocacional elegido por ti. La forma es la conversación abierta, sincera y respetuosa. Recuerda que quienes tienen mejor comunicación con sus padres y son capaces de cumplir sus compromisos tienen una mayor libertad de acción. Nuestros padres siempre desean lo mejor para nosotros, si creen que nos equivocamos apostarán a intentar que cambiemos de opinión. Ellos no aciertan todas las veces, pero si entendemos sus buenas intenciones es más fácil poder dialogar y ganarnos su confianza para decidir nuestro futuro.
Un segundo punto importante es saber el verdadero significado de la palabra vocación. Esta no es una carrera en específico, sino las cosas que me gusta hacer y me siento más capacitado para realizar. Dicho paquete de emociones, ideas y habilidades puede calzar con más de una carrera. Esto puede ayudar a bajar los niveles de presión al saber que existe más de una posibilidad de cumplir con nuestra vocación.
Necesitas saber también cuáles son las funciones reales de un profesional que estudia lo que deseas elegir. Muchos después parecen sorprendidos por las labores a realizar, porque no es necesario que usted sepa el detalle del trabajo con el nombre de la carrera. Por ejemplo un buen amigo mío estudió bibliotecología porque le gustaba la literatura, la razón era que leía en las bibliotecas. Cuando entró a la carrera después se percató que las materias estaban ligadas a la creación y administración de archivos, muy lejano a su deseo de leer a los clásicos de la literatura universal.
Para finalizar aclaramos que no existe una fórmula para no equivocarse, pero es indudable que entre más información específica poseas, menor es la probabilidad de tomar una decisión poco ajustada a tus intereses. Existen múltiples páginas, ranking y revistas (como esta) donde puedes encontrar la orientación que necesitas.
Confía y conoce tus capacidades. Demuestra seriedad en tus decisiones para que los otros crean en ti. Elige informado. Si no tomaste la mejor opción sé sincero, siempre hay tiempo para solucionar las cosas. Todo lo puedes mejorar si eres prudente.
¡Éxito en la inolvidable etapa de escoger tu futuro! Aprende a ser el protagonista de tu vida ahora que dejas de ser estudiante secundario.

Artículo Original (Formato Revista)

Artículo Original (Formato web)

Mirando al futuro

Columna vitrina académica julio 2012

Tercero medio es uno de los primeros momentos donde nos exigen elegir. Es el momento donde uno comienza a definir el área de interés profesional. Es un periodo de dudas y mucha influencia externa de los profesores, amigos y familia. Las proyecciones de nuestros padres o las notas que nos hemos sacado.
Aunque parece que son solamente opciones limitadas al presente, las cuales podemos cambiar más adelante, esta decisión alojada en el ahora tiene, como usted supondrá, consecuencias a futuro. Es muy difícil pensar y tomar el peso de cosas que no han sucedido, incluso a los adultos les cuesta. Esta habilidad marca el inicio de la vida responsable.
Los porcentajes de profesionales que no encuentran o no se sienten satisfechos con las plazas laborales de su área son escandalosas. Especialmente de quienes sienten una mayor conciencia de su vocación. No estoy dispuesto a afirmar que usted debe estudiar tal o cual carrera solamente por su rentabilidad sin vislumbrar sus gustos o aptitudes. Pero la experiencia nos enseña que mirando al futuro nuestra elección profesional es un camino que comienza en los últimos años de colegio. Como no podemos desconocer que el objetivo es ejercer y aplicar los conocimientos adquiridos en el proceso educativo, ganar un sueldo y tener una vida tranquila, segura y decente, deseo darle tres consejos:
El primero es ver qué áreas proyectan generar más empleo de aquí a siete a diez años más. En nuestro país se establecen modas de nombres, de ideas, de música y también de carreras. Existen ejemplos de generaciones completas que prefirieron mayoritariamente tal profesión, porque en ese momento eran rentables. Pero cuando los estudiantes egresaron de la universidad o instituto, el mercado laboral estaba tan colapsado por la magnitud de postulantes a una plaza laboral, que las posibilidades de encontrar trabajo son cada día más limitadas.
Segundo, debemos ver las formas en las cuales podemos ingresar al mundo laboral sin traicionar nuestra vocación. Por ejemplo, supongamos que usted quiere seguir una carrera artística y sabe que las posibilidades de encontrar trabajo son menores a las de otras profesiones. Pero usted entiende que la próxima década los sectores que generarán una mayor cantidad de empleos son los ligados a la minería y las comunicaciones. Entonces cuando esté en la facultad debería tratar de aprender a generar proyectos o elaborar vías para ingresar desde su disciplina en otros circuitos laborales. No es necesario que estudie ingeniería en minas, puede generar ideas que produzcan innovación en su área del saber sin perder de vista la necesidad de generar recursos. Planificando el recorrido de su formación en torno a la rentabilidad que pueda generar. Realizando prácticas o labores colaborativas con sus compañeros para ir generando experiencia antes de egresar. Así a los avisos tramposos de “joven con experiencia”, usted puede calificar con mayor facilidad y volverse más competitivo.
Por último, tomar la decisión con información real, sin caer en los prejuicios ni en la publicidad. No todos los músicos se mueren de hambre, ni todos los ingenieros son millonarios. Las personas ejercen su carrera dentro de las limitaciones y oportunidades. No puedo plantearme hacer el trabajo de personas que estudian otra carrera, por ejemplo estudiar pedagogía y querer dedicarse a la medicina, pero si usted cree que ese sector ofrece mejores oportunidades laborales, desde la universidad puede plantear talleres en hospitales de niños, por darles un ejemplo.
Puede que todos estos consejos parezcan dirigidos a personas mayores, pero las decisiones que tomas en estos días exigen y condicionan tu futuro cercano. Los años en la educación superior pasan más rápido de lo que crees. No desaproveches la oportunidad de tomar la mejor decisión en el aquí y ahora.

Artículo Original (Formato Revista)

Artículo Original (Formato web)

Música: la barrera del tiempo.

Artículo Circuito Alternativo 25 de julio 2012David Leal Olivares
@davidlealo

El sonido es una compañía permanente de la humanidad desde su origen. Lo encontramos en la naturaleza tanto en los seres animados como en los inanimados. Una cascada, el ruido de las hojas sorteadas por el viento, la lluvia o un sismo son ejemplos claros de la constante sonoridad de los inerte y la importancia que encontramos en su presencia o ausencia. Suponemos que la música acompaña a nuestra especie desde un comienzo, aunque ustedes entenderán que no tenemos forma de ubicar con absoluta certeza el momento mismo de su origen. Existen algunas discusiones sobre la función o las situaciones en las cuales las primeras tribus humanas interpretaron alguna pieza musical. Mientras unos creen que está ligado a las fiestas religiosas, otros afirman que su interpretación inicial es en las instancias de reproducción o el trabajo colaborativo. Sin embargo, este arte de organizar sensible y lógicamente una combinación coherente de sonidos y silencios hasta conseguir una melodía, tiene un elemento central y común a toda discusión: es un acto humano, por lo tanto intencional, usado con objetivos ceremoniales independientemente de la naturaleza de la ocasión.
La música, como acto intencional, se presenta como una exteriorización de un estado interno, tanto los que nacen de una naturaleza sentimental o no controlado por nuestra conciencia, como también los configurados con las características del concepto de mensaje, por lo tanto, con una finalidad clara, definida con anterioridad a la emisión de los sonidos. Aunque algunos podrían discutir, incluso con argumentos apodícticos, que la creación de una obra sonora debe tener existencia anterior en la mente del autor a su presentación. Incluso una canción puede ser pensada independiente si es compartida con otro para ser escuchada. No podemos desconocer que la importancia irrefutable de la música en la historia humana está vinculada, con mayor fuerza, a la presentación comunitaria, por tanto, ceremonial. La interpretación puede presentarse como un límite que aunque puede no constituir la totalidad del fenómeno, sin duda tiene importancia como objeto de análisis y centro mismo de la comprensión del concepto de música.
Kant pensaba que el Tiempo y el Espacio cumplen la función de proveer de la forma necesaria para que nuestra razón pueda sentir un fenómeno, por lo tanto tienen su origen en los límites del pensamiento humano y no en una realidad material externa a la persona. El Tiempo, se nos presenta como un sentido interno, mientras el Espacio es sobre lo externo. Por ejemplo, si decimos tener una pena o alegría no nos preguntan “¿Dónde está tu pena/alegría?”, sino “¿Desde cuándo estás así?”. A su vez, si decimos “Me duele” la consulta común es “¿Dónde…?”, especialmente si el otro, que interroga, está interesado en ayudarnos a calmar dicho estado. En este caso nos pueden consultar “¿Desde cuándo te duele?” porque el dolor es un sentir interno, pero en ese caso seguramente nuestro diálogo no contribuya en obtener una solución.
La comprensión teórica de la música, antes de introducirse en los conceptos más profundos y complejos, parte desde el concepto de tiempo. Muchos hemos tenido alguna clase en el colegio donde nos enseñan las negras, blancas y corcheas o partituras en ¾ u otro “tiempo”. La nombrada presentación temporal de la música tiene una coherencia entre la idea de tiempo mencionada y el concepto de las armonías interpretadas como una representación de un estado interior. Aunque sabemos que la historia de la música antecede por milenios al pensamiento kantiano y reconocemos que la teoría de este autor no constituye ningún tipo de certeza universal en filosofía ni menos en teoría musical, nos permite lograr una vía de comprensión de la dimensión temporal de la música, forma inicial del aprendizaje de este arte.
La idea que motivó la redacción de este artículo no es la de realizar un resumen de las filosofías sobre el Tiempo o el arte, sino una vivencia personal. Hace algunos días estaba escuchando un tema y me percaté que uno de los parlantes no estaba funcionando. Mis palabras fueron “¡Escucho la mitad de la canción!”, porque no percibía algunos sonidos que, por lo que me percaté, debían ser reproducidos por la línea que estaba en silencio. Recuerdo que antes siempre sucedía con los dispositivos móviles, cuando uno quería escuchar con otra persona música y compartía los audífonos, que perdía los coros o la segunda guitarra de algunas canciones, especialmente las canciones de The Beatles. Este grupo de genios ingleses tienen una influencia reconocida y marcada, especialmente en la música popular, desde la segunda mitad del siglo XX hasta nuestros días. Si comenzamos a nombrar las canciones que imitan algunos acordes, melodías o lo que sea necesitaríamos escribir muchas hojas llenas de información. Pero de las innovaciones asociadas a este cuarteto la evolución técnica de la presentación del sonido tiene una importancia que explica mi problema para escuchar correctamente la canción del otro día. Realmente no sé si algún Beatles es el inventor del estéreo, seguramente su autor debe ser alguien más ligado a la ingeniería que a la composición, pero de que está vinculado a ellos no tengo duda alguna.
El estéreo, como en algunos países bautizan al reproductor o “el equipo”, es para decirlo en fácil la presentación de la música en dos canales (parlantes). Antes los espectadores escuchaban sus canciones en “mono”, por lo tanto todos los sonidos que componen un tema salen por una sola línea, con la baja en calidad que eso acompaña, especialmente en a sensación de una interpretación muy alejada de la realidad. Si asisto a un concierto o un ensayo de un grupo mi sensación de las canciones no son la de los ruidos envasados que se escucha de la misma forma independiente de mi posición espacial. Con las grabaciones en estéreo se pudo dar una mejor fidelidad y acomodar la reproducción para conseguir una experiencia electrónica más cercana a la percepción natural del sonido ambiente. Bandas acostumbradas a jugar y no temer a las innovaciones usaron esta tecnología para recrear otros ambientes en sus discos. Si quiero que un ruido suene como eco o pronunciado por más de una persona, aunque sea solamente un cantante, puedo ir intercalando el canal donde sale el sonido. Ese es el mismo principio que ocupan en los cines con la evoluciones del estéreo como son los sistemas 5.1 ó 6.1. Por ejemplo, en una escena de mucho suspenso para generar más expectación del público asistente, puedo hacer que al sonar una lata tras el actor, como tengo varios parlantes ubicados en distintos lugares, hacer que ese ruido solamente se reproduzca por los que están detrás de los asistentes, para dar la sensación que el sonido no está solamente en la pantalla y generar un ambiente que vincule con mayor efectividad las percepciones del espectador con el transcurso de la película. Incluso puede ser que alguno se voltee, como reflejo, a ver de donde proviene dicho ruido.
El estéreo creo una condición nueva. No logró solamente que pudiéramos generar ambiente de reproducción más fieles a la realidad, sino también permitió, en el caso de las canciones, la comprensión más allá de la clásica y una interpretación de la música no circunscrita exclusivamente a los límites de la partitura. El sonido estéreo posibilitó a la música la capacidad de romper la barrera del Tiempo, encontrando una nueva dimensión en la apreciación de este arte. El estéreo volvió Espacio lo que anteriormente solamente era Tiempo. La música no importa ahora exclusivamente como una representación de un estado interno, sino también como una presentación externa/espacial de las canciones.

Artículo Original

Investigación y publicación

Artículo 14 de julio 2012

David Leal Olivares

@davidlealo

Sin duda una de las necesidades de la academia es la creación de conocimientos nuevos. En la universidad o las instituciones conformadas a su imagen y semejanza esto se conoce con el nombre de investigación. Dicha actividad supone no solamente el descubrimiento, sino también, el cultivo y recuperación de nuestra cultura nacional o internacional. La realización de las acciones necesarias para llegar a estos bosones de saber es una misión y exigencia de la propia humanidad. Por eso debatir su importancia no tiene ningún sentido.
La publicación, término común para referirnos no sólo a la difusión, sino también, al registro y certificación de la realización de la investigación. Paso obviamente necesario al entender que para la humanidad no es útil la creación un nuevo saber conocido solamente por su descubridor o un equipo limitado de científicos. Discutir, como sucedió en el párrafo anterior, carece de importancia porque es ir en contra del sentido común. Un acuerdo que no necesita mayor reflexión para llegar a la calificación de argumento irrefutable.
Pero estas situaciones en la actualidad nos han llevado a la conformación de ciertos vicios que con el disfraz de dirigir la labor investigativa, limitan e impiden un libre acceso al conocimiento. El formato actual para el registro y difusión de los conocimientos está centralizado más por la vía de la inclusión de un paper en una revista validada por la comunidad científica que en la publicación de un libro individual o colectivo. Incluso muchos de los libros de análisis o ensayo que se editan en la actualidad son la reunión de distintos artículos anteriormente incluidos en alguna de estas revistas. No nos confundamos, dichas publicaciones representan una importante opción para generar debate y expandir el acceso a los conocimientos nuevos. Además el orden de estas y el acceso en algunos casos gratuito (muchas veces las encontramos en línea) representan muchos de los valores con los cuales la mayoría de nosotros estamos de acuerdo: difusión global, acceso ilimitado, conocimientos revisados, validados, confiables, etc.
Lamentablemente la dinámica inherente del formato ha creado ciertos vicios. En la actualidad los grupos o los académicos dedicados a la investigación limitan sus análisis en la mira de la posibilidad de ser publicados, no son todos, pero debemos reconocer que esta es la forma más eficiente de obtener visibilidad y acceder a fondos para realizar nuevas investigaciones, por lo tanto no son pocos los que se ven tentados en seguir esta línea. Además se financian los estudios que tienen reales posibilidades de ser incluidos en alguna revista indexada y a los académicos que demuestran un mayor éxito en éstas. Entonces en muchos casos se ha puesto la carreta frente a los caballos: se ve donde publicar antes de elegir que investigar. Situación que ha creado más limitantes que nuevos conocimientos. Por eso vemos como muchos repiten áreas de análisis, al saber que existe tal o cual revista o grupo de ellas en las cuales pueden ingresar su artículo.
Repito: dicho formato de publicación representa la posibilidad de difundir ilimitadamente el conocimiento, por ejemplo que un tipo lea tu artículo en Asia o Europa y pueda contactarte para debatir o profundizar en algunos puntos. Obviamente estas revistas no pueden publicar cualquier paper por el solo hecho de ser enviados. Existen malos investigadores o textos que necesitan un mayor trabajo, pero esta condición ha creado una competencia por la publicación que impide la realización de las bondades del formato. Muchos autores no responden a las consultas realizadas por sus lectores, no permitiendo un real debate o profundización por miedo al plagio o colaborar con un “oponente” que podría tener mayores elementos para competir por una plaza universitaria o algún fondo “si accede a las conclusiones del proyecto ahorrándose el trayecto recorrido por el investigador”. La competencia por publicaciones creó un sistema que consigue exactamente lo contrario a lo perseguido en un comienzo. Otra de las ironías de la humanidad.

Artículo Original